Cuando la opción es un geriátrico

Cuando la opción es un geriátrico

Las familias, cuando llegan los padres, abuelos e incluso tios que estén a cargo a una edad dónde atenderlos en forma correcta se  vuelve muy dificultoso, supone un problema de decisiones en familia.  Entonces muchas veces la opción es un hogar para adultos mayores.
El adulto mayor o anciano dispone de mayor cantidad de tiempo en una época donde los hijos y nietos tienen múltiples actividades que a veces hace complicado este doble problema de disponer del tiempo para acompañar a los padres y poder desarrollar la vida profesional.
Para quien se encuentra en una etapa constructiva de la propia vida, constituye una enorme dificultad y obstáculo ocuparse de manera adecuada de un anciano que ya no puede vivir solo, necesita compañía y cuidados permanentes. Para atender a esta situación, cada familia tratará de encontrar una solución, ocupándose personalmente o contratando personal auxiliar para colaborar en la tarea, si los medios económicos se lo permiten.

¿Qué papel juega la culpa en todo esto?

La culpa es una emoción muy poderosa. Si nos juzgamos, nos señalamos como culpables y nos quedamos anclados en esa emoción, sin actuar, puede llegar a arrastrarnos hasta lo más profundo de pozo, donde nos espera el malestar emocional y físico.
Estar anclado en este estadio nos impide tomar buenas decisiones respecto a las necesidades comunes como familia, es decir, ya no solamente contemplar lo que significan mis padres o abuelos para mi, si no cuáles son las necesidades reales que tienen que afrontar y si es posible cumplirlas en un porcentaje importante todo el tiempo.

Elegir un geriátrico

Cuando llega la necesidad de institucionalizar a un adulto mayor o a un anciano, es a veces la mejor opción para las dos partes, dado que desde el acceso a la salud y la recreación, hasta ciertas patologías que requieren de cuidados especiales que no pueden ser brindados por la familia o en el domicilio.
También juega un papel fundamental en esto, el estado de salud mental que sobrecarga a la familia si no está correctamente atendido y corren  el riesgo de deteriorarse.

¿Cómo elijo correctamente un geriátrico u hogar de ancianos?

Fundamentalmente, tener en cuenta que sea lo más parecido a una hogar, que tenga reminiscencias a la casa de mis padres, no pasa por cuán VIP sea el servicio, eso puede ser una falsa promesa, dado que los elementos a tomar en cuenta están relacionados al trato del personal, la asistencia de salud por parte de médicos y enfermeras, disposición de servicio extras, actividades recreativas, contacto con el exterior (lo que permite que no se alejen del día a día de la vida).

 

 

Post by yes we think

Comments are closed.