Recomendaciones nutricionales y alimentarias

Recomendaciones nutricionales y alimentarias

Los adultos mayores son un grupo de la población con tendencia a la inmunodepresión, que se puede evidenciar en la pérdida de apetito, dificultad para la ingesta de algunos alimentos, convirtiéndolos en más vulnerables frente a esta pandemia global.

Sabemos que la alimentación influye en muchos procesos entre ellos en la infecciones,  por lo que una buena elección puede ayudarnos en la prevención o recuperación.

Es importante fortalecer nuestras defensas y la respuesta de nuestro organismo ante los agentes que pueden provocar infecciones. Por eso, consideramos necesario la planificación de un menú, como lo organizamos en la Institución.

Para los adultos mayores que están en sus casas conviene una planificación semanal, ya que lo conveniente es que permanezcan en casa, y esto ayuda a la hora de organizar las compras. Lo ideal es que la organización de un menú y listado de las compras garantizan salir de casa sólo para lo imprescindible.

Todas las recomendaciones sobre nutrición hoy apuntan a cuidar la alimentación con la finalidad de mantener la salud de todos.

Dentro de los alimentos que debemos consumir a diario para asegurarnos de fortalecer nuestro sistema inmune son:

  • Consumo de frutas en una cantidad óptima entre 2 a 3 unidades diarias.
  • Consumo de verduras y hortalizas de 3 a 4 raciones diarias.
  • Dentro de las carnes, donde incluimos al pescado, pollo, cerdo, y vaca se recomienda preferir el pescado más veces por semana.
  • Consumo diario de lácteos (leche, yogur, queso), fundamentalmente el yogur es clave en la aceptación y beneficios.
  • El huevo es otro alimento infaltable, por sus diferentes formas de preparación y tolerancia entre 3 a 4 veces por semana.
  • En cuanto a las legumbres (lentejas, porotos) bien realizadas en preparaciones adecuadas, cuidando textura y consistencia entre 2 a 3 raciones semanales.
  • En relación a los cereales, en lo que respecta a la población en general siempre debemos preferir los integrales, como el pan, pero con los adultos mayores hay que tener cuidado según sus tolerancias, y patologías preexistentes.
  • Utilizar el aceite siempre en crudo para aderezar, conviene que sea el de oliva, o una semilla pura como girasol, evitando mezclas comerciales.
  • Cuidar mucho el consumo de sal diario.
  • Tratar de reducir el consumo de azúcar y productos que la contengan como confituras y masitas.
  • Muy importante llevar una rutina de horarios de las comidas, realizar movimientos adecuados o actividad física moderada y controlar buenos hábitos de sueño.
  • Algo crucial es mantener la buena hidratación por lo que debemos controlar la ingesta de agua. Ofreciendo frecuentemente jugos de compota, jugos en general, infusiones como manzanilla, recordando que la sensación de sed en ellos está modificada.

Es responsabilidad de todos garantizar la salud, el bienestar y la seguridad de los adultos mayores ante esta pandemia global.

 

 

Por la Esp. Lic Marta rosa Campanello

         ESP. LIC. MARTA ROSA CAMPANELLO.

Post by yes we think

Comments are closed.