La música, bienestar ilimitado para adultos mayores

La música, bienestar ilimitado para adultos mayores

Todos sabemos que escuchar música, cantar o tocar un instrumento, aporta muchos beneficios a nivel físico, mental y social, a cualquier edad de la vida. Pero en el caso de los adultos mayores, los beneficios de la música son más que importantes: potencia, el procesamiento mental, colabora en la consolidación de la memoria y constituye un antidepresivo natural, como señala la psicóloga Sandra García Castañeda, entre otras virtudes.
Por esta razón, El Jardín de mis Abuelos les invita a conocer todo lo que la música tiene para mantener a un organismo saludable y para mejorar nuestra calidad de vida.

Beneficios que aporta la música a los adultos mayores

  • Mejora la capacidad de aprendizaje y de comunicación.

  • Incrementa el buen humor.

  • Alivia el dolor crónico.

  • Permite superar estados depresivos o de angustia.

  • Mejora el equilibrio y evita el riesgo de caídas, ¡si además de escuchar música nos animamos a bailarla!

  • Mediante el entrenamiento musical, incluso en las etapas avanzadas de la vida, se puede reducir la pérdida de memoria vinculada al envejecimiento. Es que las regiones cerebrales implicadas en la práctica musical también se utilizan para otras funciones, como la memoria o el lenguaje.
  • Da placer: estimula la liberación de dopamina.
  • La música activa procesos fisiológicos y emocionales que permiten estimular funciones disminuidas o deterioradas y realzar tratamientos convencionales.
  • Tanto al escuchar como al hacer música se estimulan conexiones en una amplia franja de regiones cerebrales normalmente involucradas en la emoción, la recompensa, la cognición, la sensación y el movimiento. Las nuevas terapias basadas en la música favorecen la neuroplasticidad -nuevas conexiones y circuitos- que compensan en parte las deficiencias en las regiones dañadas del cerebro. La música es física y anima a la gente a moverse con el ritmo. Cuanto más destacado es el ritmo, más radical y contundente el movimiento del cuerpo. El ejercicio físico puede ayudar a mejorar la circulación, a proteger el cerebro y facilitar la función motora. La música induce estados emocionales al facilitar cambios en la distribución de sustancias químicas que puede inducir estados de ánimo positivos y aumento de la excitación, lo que a su vez puede ayudar a la rehabilitación.

adultos mayores, el jardin de mis abuelos, mendoza, mendoza jardin de mis abuelos, mendoza geriátrico,residencia geriátrico, el jardin de mis abuelos,

Entonces, no esperen más. Hoy es un buen día para empezar a destinarle un momento a alguna musical, ¿no les parece?

Tocar un instrumento

Con la práctica se crean nuevas conexiones en el cerebro, las cuales podrían compensar los declives cognitivos propios del envejecimiento. Además, el deterioro de la memoria auditiva o la capacidad de oír y mantener una conversación en ambientes ruidosos, se ralentizaría en personas que durante su vida se han dedicado a tocar un instrumento.
Asimismo, las personas con una mayor experiencia musical adquieren más agudeza mental relacionada con la memoria visual espacial, con nombrar objetos y con la capacidad del cerebro de adaptarse a información nueva, lo que se conoce como ‘flexibilidad cognitiva’.
Nunca es tarde para iniciar una afición, así que si nunca has tocado un instrumento pero te gustaría probar, ¡hay que hacerlo!

Cantar

Otra actividad que va de la mano de la música es el cantar. Cantar ayuda a entrenar la respiración. Quizás parezca algo simple, pero si uno le exige ciertos ejercicios a los pulmones en una práctica habitual, cada vez adquirirá mayores capacidades y no se quedará sin aire en otros momentos de la vida cotidiana. Y si se participa en un grupo de canto o coro, se le suma el beneficio de la sociabilización, que no es menor.

 

Post by yes we think

Comments are closed.