Adultos mayores y conducción de vehículos

Adultos mayores y conducción de vehículos

 

Como todos sabemos, la sensación de libertad de tener un coche y tu propio permiso de conducir es muy grande. A pesar de que con los años las habilidades de manejo van disminuyendo, muchas personas posponen la decisión de dejar de conducir. Si bien cada caso en particular puede ser muy diferente del resto, en general, no hay dudas de que cuanto mayor sea la edad de la persona, es más fácil de que el hecho de que conduzca se vuelva peligroso. De ahí que, por motivos de seguridad para todos, hay que plantearse abandonar la conducción. Pero, ¿cómo afrontarlo?

 

No es solo una cuestión de edad

 

Algunos factores relacionados con la edad que pueden afectar a los conductores incluyen:

 

-La cognición: cuando se conduce, necesitamos integrar varias habilidades al mismo tiempo, incluida la atención, la memoria y el procesamiento visual. Tanto nuestro juicio como nuestra velocidad de procesamiento pueden verse perjudicados, poniendo en peligro las habilidades de conducción.

-Pérdida de la audición y la visión: los exámenes regulares de la vista y la audición son imprescindibles para una conducción segura.

  1. Medicamentos: Ciertos medicamentos pueden reducir las habilidades de la conducción, incluidos los antihistamínicos y los medicamentos para la depresión, la diabetes y la reducción del dolor. Siempre es importante preguntarle al médico cómo afectarán los nuevos medicamentos a la forma de conducir.
  2. Función motora: a medida que las personas envejecen, su flexibilidad disminuye, las articulaciones se vuelven más rígidas y los músculos se debilitan. Manejar los pedales de freno, embrague y aceleración, girar la cabeza para ver el tráfico y usar el volante puede ser más difícil con los años.
  3. Condiciones médicas: la enfermedad de Alzheimer, demencia, diabetes, presión arterial alta y baja, esclerosis múltiple, trastornos del sistema nervioso, artritis severa, depresión mayor severa, trastornos del sueño u otras enfermedades pueden hacer que no sea seguro conducir.

Mientras la persona sea capaz de conducir, es importante tener en cuenta algunos consejos:

  1. Conducir en la medida de lo posible por calles conocidas.
  2. Limitar los viajes a zonas cercanas y que, al mismo tiempo, no tengan pasos de difícil acceso como pueden ser curvas, puertos de montaña o carreteras estrechas.
  3. Evitar conducir de noche o en días en los que la visibilidad y la climatología sea mala, es decir, en días de lluvia, nieve, granizo o niebla.
  4. Si comienzas a desconfiar de la habilidad de conducción de un miembro mayor de la familia, sal a dar un paseo en coche con él o ella y presta atención a cómo conduce. Esta simple acción te irá dando pistas de si la persona puede seguir conduciendo o hay que tomar medidas.

Cómo manejar la situación

Por muchas cosas que se hagan, llega un momento en el que la persona mayor pierde sus facultades para seguir conduciendo. Es este el momento más delicado, pues hay que hacerle ver que ya no es seguro que conduzca, ni para su salud ni para los demás. De ahí que haya que pensar muy bien el tiempo y la forma de contarlo, pues su reacción depende ello.

Lo ideal es elegir un momento en que la persona esté tranquila y te preste toda su atención. Es ahí cuando debes sacar el tema y hablarle de tu preocupación de que siga conduciendo. Al hablar a tu ser querido de este hecho, debes comprender que para esta persona es algo delicado. Mentalmente es difícil reconocer que te haces mayor, sobre todo si eso implica perder autonomía. Es importante escuchar atentamente las preocupaciones de la persona, ni niegues que sean válidas. Reconoce que las cosas van a ser diferentes, y menciona algunas de las otras maneras que él o ella puede implementar para movilizarse.

Si se convierte en un conflicto, una opción es visitar al médico. El médico es una figura reconocida a la que podemos acudir si vemos que un familiar no tiene la capacidad de conducir

 

 

Leer más sobre Meditación en adultos mayores de El Jardín de Mis Abuelos, Geriátrico en Mendoza, especializado en el cuidado y protección de los adultos mayores.

Post by yes we think

Comments are closed.