La relación médico-paciente

La relación médico-paciente

 

Todo buen médico sabe que el primer medicamento que recibe un paciente es el mismo médico: “El buen médico trata la enfermedad; el gran médico trata al paciente que tiene la enfermedad”, como acertó William Osler. Cuando no nos sentimos bien o algo nos sucede, esperamos más que profesionalidad o idoneidad. Por este motivo los profesionales del Jardín de Mis Abuelos cuentan con gran empatía y sensibilidad. Un médico puede saber mucho de medicina, pero si no sabe cómo comunicarse con el paciente, es probable que la cura se vea limitada.

El doctor y divulgador Daniel López Rosetti suele contar que una vez su madre le hizo una pregunta de medicina y, tras una larga y precisa respuesta por parte de este le dijo: “Si  hablas así no vas a curar a nadie”. La comunicación importa, y mucho. Una comunicación puede hacer daño y puede ser terapéutica al mismo tiempo. No solo hay que saber de medicina: hay que saber comunicarla.

 

el jardin de mis abuelos, geriatricos mendoza, relación medico - paciente

Científicamente comprobado

De hecho, distintos investigadores estadounidenses se han dedicado a examinar el impacto de la relación médico-paciente en distintos tratamientos contra la diabetes, la hipertensión y la osteoartritis, entre otros. Así, pudieron comprobar que las intervenciones de los profesionales de la salud que cuentan con formación y técnicas para vincularse con los pacientes realmente marcan una diferencia en los resultados de salud de los pacientes.

Algunas de las intervenciones analizadas se centraron en la relación misma, como el mayor contacto visual con los pacientes y la mayor atención a sus emociones.  Los resultados indican que los efectos beneficiosos de una buena relación médico-paciente en la asistencia sanitaria son de una magnitud parecida a la de muchos tratamientos médicos, los cuales, si bien son necesarios, deben equilibrar sus beneficios frente a los efectos secundarios no deseados. En cambio, una buena relación médico-paciente no puede tener efectos secundarios negativos.

Una relación que cambia con el paso del tiempo

En los últimos tiempos, la forma de relacionarse de médicos y pacientes cambió más que en los veinticinco siglos anteriores. Para empezar, aumentó notablemente la cantidad de médicos profesionales, lo que hizo que la gente contara con más opciones y la salud dejó de ser materia de caridad y pasó a ser un derecho universal. Todo esto hizo que la relación, que era más de sumisión, se volviera más horizontal. Por último, la llegada de Internet y las nuevas legislaciones acabaron por empoderar al paciente, quien adquirió más acceso al conocimiento y mayor autonomía en la toma de decisiones.

 

 

 

Post by yes we think

Comments are closed.